Definir la noción de Altas Capacidades no es fácil ya que no existe una definición única admitida por todos los especialistas, produciéndose más de 100 definiciones diferentes en los escasos años del desarrollo de modelos, conjeturas…


La expresión “altas capacidades” se suele utilizar de manera equivalente con el término “sobredotación intelectual”, o con los conceptos” superdotación” y “talento”.

J. Renzulli define la sobredotación como interacción entre tres “anillos”, uno de los cuales   lo podríamos entender como habilidad-capacidad-aptitud por encima de la media. Los otros dos anillos corresponderían a la creatividad y a la implicación en las tareas. Para Renzulli, la habilidad por encima de la media se puede concretar de dos maneras: como habilidad general y como habilidad específica.

 

La habilidad general radica en la capacidad de procesar información, integrar experiencias, que tienen como consecuencia las respuestas apropiadas y adaptativas ante nuevos contextos, y manejar el razonamiento abstracto. Ejemplos de habilidad general son el razonamiento numérico y verbal, las relaciones espaciales, la gestión de la memoria o la fluidez verbal.


La habilidad específica consiste en la capacidad de adquirir conocimientos y habilidades o la habilidad para rendir en una o más actividades de un tipo especializado y dentro de un intervalo restringido. Ejemplos de estas habilidades específicas son: la química, la danza, las matemáticas, la composición musical, la escultura o la fotografía. Cada habilidad específica puede a su vez subdividirse en otras áreas específicas (por ejemplo, retrato fotográfico, astrofotografía, foto periodística, etc.)" (Renzulli, 1997)